La Asociación contará con local por 25 años

Noticia publicada en Noticias para Municipios: leer aquí.

ALCORCÓN/ 25 NOVIEMBRE 2019/ El Ayuntamiento de Alcorcón ha acordado en la Junta de Gobierno local la cesión durante los próximos 25 años de un espacio municipal a la Asociación para la Lucha Antialcohólica de Alcorcón (APLAA) para que este colectivo siga impartiendo sus terapias y talleres tal y como lo estaba haciendo hasta ahora.

La alcaldesa, Natalia de Andrés (PSOE), ha explicado que han decidido modificar el acuerdo de cesión de un local, situado en la Avenida Polvoranca y que se venía actualizando año a año, para dotar a esta asociación sociosanitaria de “una estabilidad y una garantía para sus terapias”.

Queremos hacer un reconocimiento expreso a esta asociación, que no siempre ha sido bien tratada en este municipio“, ha señalado la regidora socialista, quien ha insistido en que, con esta cesión a largo plazo, APLAA podrá desempeñar su labor social en la localidad hasta el año 2044. Asociación APLAA La Asociación APLAA fue creada por un grupo de enfermos y familiares afectados por la droga del alcohol, en el año 1985, con el ánimo de “apoyarse entre ellos y de aportar su esfuerzo para ayudar a otras personas, que también tuvieran problemas con el uso y el abuso del alcohol”. “Somos un colectivo que llevamos más de 30 años ayudando, de forma voluntaria y desinteresada a las personas que sufren esta problemática“, subrayan desde la asociación, que atiende a cualquier persona que “desee informarse de las alternativas para enfrentarse a los problemas con la bebida, sin compromiso alguno por su parte y con total discreción y confidencialidad. Si la persona afectada decide probar o asociarse, inician junto al paciente y a sus familiares un proceso de rehabilitación en alguno de los diferentes grupos de autoayuda y asistidos -si se requiere por los psicoterapeutas, expertos en el tratamiento de adicciones-. Además de estas terapias, APLAA también realiza talleres formativos, actividades lúdicas, deportivas y culturales, para que estos pacientes puedan disfrutar de ocio alternativo, como clases de baile, fútbol 7 o salidas de convivencia para generar nuevos vínculos de amistad. “Todo ello encaminado a comprender que hay una vida por disfrutar, distinta a la que se ha llevado con el abuso del alcohol y que una vida diferente es posible“, añaden desde la asociación, que también participa en eventos nacionales donde tratan el problema de la adicción por profesionales.