En el alcoholismo, como en las conductas adictivas, suelen estar presentes los problemas de pareja, familiares y socioeconómicolaborales, junto con trastornos psicoemocionales, que deben afrontarse si se quiere avanzar a medio plazo. Estas terapias están encaminadas a mejorar la estructura de pareja y superar los desajustes en su entorno. Debido a su cadencia mensual, esta terapia requiere de un compromiso riguroso de asistencia, por los participantes.

 

Los principales objetivos que se pretenden conseguir son:

  • Posibilitar el trabajo terapéutico a 3 niveles: personal, de pareja, y grupal.

  • Generar un espacio de comunicación e interacción con otras parejas.

  • Compartir alternativas para generar los cambios de hábitos que faciliten la rehabilitación y el disfrute de una vida saludable.

  • Aumentar las competencias y habilidades de comunicación.

  • Aprender a afrontar las situaciones de riesgo.

  • Mejorar la resolución de problemas y la calidad de la relación.

  • Buscar soluciones comunes y darse apoyo mutuo.

Metodología: Grupo Operativo, guiada por Psicoterapeuta