top of page

MANIFIESTO GATACAM




Para los que no me conocéis, que sois unos cuantos, me presento, mi nombre es Fernando Tejero Barco y soy el presidente de la Asociación Para la Lucha Antialcohólica de Alcorcón y el afortunado al que han seleccionado mis compañeros para leer éstas líneas en el día de hoy en representación de todos nosotros.


Antes de nada, me gustaría agradecer la presencia a todas las personas que estáis hoy aquí celebrando nuestro primer encuentro entre asociaciones; a los compañeros de GRUTEAR / Asociación de Alcalá de Henares – Torrejón de Ardoz y Meco; A.A.A.L. / Asociación de Leganés; A.E.F. / Asociación de Fuenlabrada; A.P.T.R.E.A. / Asociación de Aranjuez; A.P.Y.A.M.A. / Asociación de Pedrezuela; A.G.A.S. / Asociación de Getafe; A.P.L.A.A. / Asociación de Alcorcón y como no, a A.P.A.F. / Asociación de Parla, que están siendo nuestros anfitriones y en especial a su presidente, D. Santiago Bejarano, por todo el esfuerzo que ha realizado para que todo salga perfecto en el día de hoy.

Por su puesto, al Excmo. Ayuntamiento de Parla, en especial a su Alcalde D. Ramón Jurado Rodríguez, a los concejales presentes de los diferentes grupos políticos de Parla y como no a todos los representantes de otras localidades, como por ejemplo al alcalde de Pedrezuela, D. Rafael Tumes García o a Dª. Blanca Ibarra Marueco, Concejala de Salud, Servicios Sociales y Consumo de Alcalá de Henares. A los primeros por habernos cedido este espacio en el cual poder reunirnos y desarrollar este encuentro que esperamos y deseamos sea el primero de los muchos que podamos celebrar en el futuro, y a los segundos, gracias por el esfuerzo de acompañarnos en el día de hoy asistiendo de otros municipios.


Los representantes de éstas 8 asociaciones, de otros tantos municipios de la Comunidad de Madrid, tenemos la sensación de que, con el tiempo, nuestro colectivo ha ido perdiendo fuerza tanto a nivel autonómico como a nivel local, siendo esa sensación, de cierto abandono en comparación con otras enfermedades y colectivos. Cierto es que cada asociación en cada municipio tiene un determinado trato y que algunas asociaciones son más tenidas en cuenta que otras, pero no es menos cierto que cada vez nos cuesta un poquito más el hacernos oír en aquellos foros en los que se deciden aspectos que tienen que ver con lo que nos motiva hoy a reunirnos aquí, que no es otro tema que el de la prevención y el tratamiento del alcoholismo.


Desde hace muchos años contamos en la Comunidad de Madrid con una estructura básica de atención de nuestra adicción en los CAID o CAD, además de los Centros de Salud Mental de cabecera, complementados con el Hospital Dr. R. Lafora para aquellos casos en los que la atención ambulatoria no fuese suficiente. Las dos unidades para el tratamiento de la dependencia del alcohol en LAFORA disponen de 12 camas para la desintoxicación del alcohol durante dos semanas y posteriormente de 20 camas para la deshabituación del alcohol, en donde tenemos que estar 4 semanas…… Todo esto, para toda la población de la Comunidad de Madrid. Al finalizar el tratamiento se deriva al enfermo a su CAID o CAD de referencia, con las largas listas de espera existentes o, también al CSM de cabecera, siempre y cuando requiera otro tipo de control médico por si nuestra enfermedad estuviese vinculada a alguna patología dual.


Pero cuando se sale de la UDA muchos pacientes vuelven a beber porque la intervención sobre el enfermo debe ser inmediata y constante durante mucho tiempo. Se nos dice “ponte en contacto con tu CAID” que nos da cita para 2-3, e incluso 4 meses, con la ilusión de que no se beba en ese período……. Esto no lo descubrimos ahora, se sabe desde hace años, muchos años, pero ni la Comunidad de Madrid ni nuestros Ayuntamientos han puesto remedio a este problema que se ha acrecentado tras la COVID. Pues bien, nuestros dispositivos, es decir, nuestras asociaciones, se crearon, entre otras cosas, para apoyar a todas esas personas que necesitan de ese tipo de ayuda, es decir, que necesitan de una atención inmediata y continua desde el primer momento en el que la persona lo necesita y no dentro de no se sabe cuánto tiempo. Nuestras asociaciones se crearon cómo recursos de apoyo a nuestro sistema sanitario porque lo que he descrito era insuficiente antes y lo sigue siendo ahora, porque el alcoholismo es una enfermedad crónica que afecta a miles de personas en nuestros municipios y que debe de tratarse como tal.


Aquí os dejamos esta primera reflexión….. Recursos técnicos insuficientes.

Pero todo lo que he resumido son recursos para el tratamiento de una enfermedad en los cuáles se nos ignora reiteradamente como recurso para recuperar personas y familias y la muestra la tenéis detrás vuestra, pero nunca se ha efectuado ningún tipo de intervención para la prevención de nuestra enfermedad como sí se está haciendo para las adicciones sin sustancias.

Ejemplo, la Comunidad de Madrid acaba de crear en el Hospital Gregorio Marañón un dispositivo sanitario destinado a la prevención, tratamiento e investigación en el trastorno por juego y otras adicciones comportamentales conocido como “Centro ADCOM Madrid”. Este Centro ofrece a la población madrileña la posibilidad de conocer si su comportamiento es adictivo o no, en un proceso denominado CRIBADO respecto de los juegos de apuestas deportivas, póker, casino, videojuegos, sexo, compra compulsiva o Redes Sociales, consideradas todas como adicciones sin sustancia. Este CRIBADO tiene lugar en el Hospital bajo la dirección de un profesional sanitario para delimitar el grado de afectación psicológica o psiquiátrica y curiosamente si el equipo ADCOM detecta un uso problemático, pero no existe adicción, derivan al paciente a dispositivos, es decir, asociaciones, como las nuestras, pero sin sustancias.


Aquí os dejo una segunda reflexión….…… Nuevo Planteamiento para la Prevención del alcoholismo y consideración de las asociaciones como dispositivos válidos en los cambios de las conductas adictivas.

Consideramos que en el ámbito de la Salud la participación ciudadana cada vez está más encorsetada tendiendo, cada vez más, a una profesionalización de las asociaciones o sus colectivos que poco a poco van limitando el aspecto esencial de nuestro funcionamiento que no es otro que la AUTOGESTIÓN, es decir, que seamos los propios enfermos y sus familiares, desde el voluntariado, quienes gestionamos todos los aspectos que implica una asociación de SALUD como son las aquí presentes, teniendo a los psicólogos, psicoterapeutas e incluso a los trabajadores sociales como recursos de apoyo imprescindibles para mejorar nuestra labor, pero nunca perdiendo nuestra esencia de participación ciudadana y decisión. Este aspecto es el que, las diferentes autoridades, aquí presentes, deberían valorar por encima de cualquier otra consideración, para incluirnos como recurso necesario en la toma de decisiones de los diferentes Planes de Drogodependencias Municipales porque realmente somos nosotros lo que al final recibimos el tratamiento.

Todos nos dicen que no es así, que nos tienen muy en cuenta, pero, como he comentado anteriormente nuestras relaciones con los CSM, CAID u Hospitales de referencia, en general, no se transforman en convenios de colaboración o coordinaciones más fluidas que permitan atender de una forma más inmediata a nuestros asociados o futuros asociados, pero de lo que queremos hablar también es de los recursos económicos que recibimos, de las cesiones de espacios y de sus justificaciones.

Cada asociación, en cada municipio, tiene un determinado trato y es cierto que algunas asociaciones son más tenidas en cuenta que otras pero no es menos cierto que algunos de los trámites cada vez son más complicados de realizar para nosotros.

Las justificaciones de las subvenciones, poco a poco, son cada vez más complicadas de preparar. En algunos municipios se opta por formar mediante cursos a las Directivas y explicarles toda la burocracia necesaria, como son las redacciones de proyectos o comprender las bases y sus anexos, en definitiva toda una burocracia que es necesaria para justificar el dinero que se nos concede pero que no elimina el riesgo de que las directivas cambien y se genere una gran inseguridad. En otros municipios se opta por efectuar convenios de colaboración que, aunque hay que aportar las justificaciones igualmente, es una alternativa más flexible para todos nosotros porque de esa forma es el municipio el que está reconociendo que existe una necesidad en su población que requiere de intervención y que necesita de nosotros para atender a nuestros pacientes. Esta es la forma en la que deberían comprometerse nuestros representantes políticos para con nosotros.


Aquí os dejamos esta tercera reflexión….……Promover convenios de colaboración y convocar cursos formativos que siempre estén a disposición de las nuevas Juntas Directivas. La otra opción es reconocer en todas las bases que el gasto en gestorías sea considerado como subvencionable, siempre y cuando dicho gasto esté ligado a la actividad, que en nuestro caso es muy evidente. Y como no, necesitamos más apoyo económico, más recursos, los recortes se están haciendo cada vez más evidentes y cada vez existen más colectivos demandando ayuda pero nuestras asociaciones llevan más de 30 años trabajando en las adicciones y es porque estamos hablando de SALUD MENTAL, que drogas como el alcohol, la cocaína o las ludopatías son adicciones que necesitan de un tratamiento específico que los GRUPOS DE AYUDA MUTUA ofrecen con unos muy buenos resultados y que no pueden ignorarse. La sociedad va evolucionando y nosotros debemos evolucionar con ella, pero en algunos municipios las subvenciones que recibimos son cada vez menos cuantiosas respecto de las cantidades que necesitamos.


Aquí os dejamos esta cuarta reflexión….…… Mayor apoyo económico

Para concluir, incidir en lo que decimos siempre, pero que no es menos importante. Tenemos que educar a la sociedad en hábitos saludables en ambientes sin alcohol, informar de las consecuencias negativas que su consumo tiene, sobretodo en menores, o responsabilizar a los medios de comunicación, sobre todo a los televisivos, para que no se incite al consumo de alcohol entre la población adolescente, como bien sabemos que se hace desde algún tiempo en algún programa de máxima audiencia. Desarrollar campañas publicitarias o diseñar programas que eduquen y prevengan el consumo de sustancias adictivas,

fomentar el deporte o actividades creativas y artísticas son necesarias, pero todas estas actividades de oferta pública siempre deberían ser celebradas con el lema “Consumo cero de alcohol” como, por ejemplo, se hace con las campañas publicitarias de la DGT.


Y aquí os mandamos la quinta y última reflexión…… Hablamos de las benzodiacepinas y que somos el país del mundo que mayor cantidad consumimos, que generan una gran adicción y que tenemos que poner remedio de forma inmediata a este problema de Salud Mental pero no existe mayor evasor de los problemas cotidianos o mayor tranquilizante de nuestras ansiedades, miedos o estrés que el alcohol. Nuestro viejo enemigo se lleva usando como forma de olvidar todos nuestros problemas desde que el mundo es mundo, mucho antes de que existiesen las benzodiacepinas y lo que si tenemos por seguro es que la sociedad lo tiene socialmente admitido para todo tipo de celebraciones, pero que muchos de ellos recurren a él para olvidar o simplemente para pasarlo bien, pero que cuando el alcoholismo engancha a una familia, la destroza sin piedad y eso desde la diferentes instituciones públicas debería de tenerse muy en cuenta y considerar que en todas las convocatorias populares de los diferentes Ayuntamientos tendría que asociarse el concepto de “Consumo cero de alcohol”, como, por ejemplo, efectuar conciertos de cantantes famosos a los cuales solo se pueda acceder sin alcohol para que los jóvenes puedan comprobar que se puede disfrutar sin alcoholizarse.


Es muy importante que la sociedad sepa que el alcohol está asociado, de una forma causal, directa o indirectamente, con más de 200 enfermedades y tenemos que hacer todo lo posible por concienciar a la sociedad de ello desde la edad más temprana posible, no solo con programas o campañas sino que, también, de una forma más activa fomentando que todas las celebraciones que se organicen con un “Consumo cero de alcohol”.

Y es por todo lo expuesto, y algún tema más para el que ya no tenemos tiempo, que las 8 asociaciones aquí presentes hemos conformado la Plataforma GATACAM (Grupo de Asociaciones para el Tratamiento de las Adicciones de la Comunidad de Madrid) para intentar hacernos escuchar en esta sociedad, con tantos colectivos demandando ayuda, y presionar, en el buen sentido de la palabra, a nuestros representantes políticos para que hagan todo lo posible en sus municipios para mejorar la prevención y tratamiento apoyándose mucho más en nuestra experiencia.


Y sin más, agradeceros a todos vuestra paciencia y espero que alguno de los aspectos aquí expuestos puedan ser desarrollados poco a poco entre todos.


Un fuerte abrazo,




Comentários


bottom of page