Tan importante como la atención al enfermo es la de su familia, puesto que el alcoholismo es una enfermedad familiar y afecta a todos los miembros… desestructuración progresiva, codependencia (familiar o de pareja), baja autoestima, quiebra en la maduración psicológica de los hijos, dificultades afectivas, problemas emocionales, etc. Problemas que hay que atender prioritariamente, para poder ayudar, los familiares tienen que estar bien y, a veces, el familiar viene con un cuadro más preocupante que el enfermo.

 

Los principales objetivos a conseguir son:

  • Sanar a los participantes.

  • Reestructurar las ideas y los sentimientos de culpa.

  • Enseñar que es el enfermo quien debe responsabilizarse de su enfermedad.

  • Informar para comprender la enfermedad y saber cómo actuar.

  • Marco terapéutico para expresar sentimientos y emociones.

  • Motivar para realizar cambios.

  • Dotar de estrategias para motivar al enfermo a seguir el tratamiento.

  • Prepararle para los problemas diarios..

 

Metodología: Grupo de Autoayuda

Semanalmente guiada por Psicoterapeuta